29.01.2019 |

Trabajando para lograr un transporte de carga sustentable

Durante el 2019, la ITPC junto al CINOI seguirán avanzando en el proyecto denominado “Transporte de Carga Sustentable”, que busca recorrer el territorio del país apoyando a los transportistas profesionales de carga automotor en pro de mejorar su gestión y conseguir mejores resultados para el sector en su conjunto.

El proyecto cuenta con la co-financiación de ANDE y es apoyado por el MTOP. Desde su comienzo en febrero de 2018, ya se han generado diferentes instancias de aporte de conocimiento e intercambio de ideas con el sector, entre las que destacan: la realización de una encuesta masiva a los transportistas, el análisis de la situación actual del sector en un informe de caracterización, la redacción de un manual de buenas prácticas sobre eficiencia energética, la creación de una herramienta para la medición de la huella de carbono, y la realización de tres talleres para difundir los resultados obtenidos, uno en Montevideo y dos en el interior del país.  

En la siguiente entrevista, la líder del proyecto por parte de ITPC Lic. Eugenia Yeghyaian habla sobre su importancia, características principales y pasos futuros.

1. ¿Cómo surge el proyecto y cuál es su importancia para la ITPC?

La cuestión del medio ambiente y su peso en la toma de decisiones políticas ha llevado a enfocar la mirada de los distintos grupos de interés, tanto públicos como privados, comprometiéndose a poner los temas en su agenda propia. La lógica de producción capitalista de los años 90 y principios del 2000, donde la tecnología proveyó de máquinas y la naturaleza de recursos que parecían infinitos, generó un nuevo escenario de competidores y nuevas reglas de juego. La globalización, a su vez, colaboró con la aparición del comercio electrónico y la desaparición de barreras, donde con un solo deslizar y presionar se pueden hacer tus sueños realidad.

Bien oportuna la frase: “Sé específico con lo que deseas…”, ya que aquello tan constante y perdurable en el tiempo ha traído, por el contrario, desastres naturales, fábricas altamente contaminantes, existencia de una sociedad dependiente de consumo de alimentos envasados tupidos de conservantes, un parque automotor atomizado de autos privados, dependientes de energías no renovables para poder funcionar y, como frutilla de la torta, consumidores que pueden hoy elegir el producto moldeado cual sus propias exigencias y verlo producido casi exclusivamente para ellos. Dejando de lado la fragmentación social y otros perjuicios que atacan directamente a la salud del colectivo, el uso y abuso de los recursos escasos, sumado a la falta de cuidado con el entorno y las modificaciones irreversibles en la naturaleza, han provocado en los tomadores de decisiones un sesgo hacia la necesidad de fomentar planes a corto, mediano y largo plazo, amigables con el ambiente.

Desde el lugar que hoy nos toca ocupar, en representación de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga que aglomera a gran parte del problema y a su vez de la solución, estamos altamente convencidos de que debemos caminar hacia un sistema de transporte a toda escala sostenible y sustentable.

Para ello, y siendo responsables, entendimos que empezar a sembrar el interés en los transportistas y acompañar el proceso de las mejoras en la calidad de la prestación del servicio, era una tarea que debía partir de la propia Cámara. En línea con este pensamiento, y gracias a la iniciativa del CINOI, es que encontramos como materializar las ganas e ideas enlazado esto a la oportunidad que la Agencia Nacional para el Desarrollo ofrece, otorgando financiamiento parcialmente reembolsable.

2. ¿Cuál es la importancia para el proyecto y para la ITPC de realizar difusión y talleres en el interior?

Como organización que abarca socios de todo el territorio nacional, planteamos desde el inicio lo imprescindible de incluir, dentro de la planificación, a todos los actores sectorizados tanto por rubro como por departamento.

Es relevante concretar una estrategia inclusiva y descentralizada. Hemos entendido que la implementación de los talleres donde la gremial está ubicada es el lugar geográfico -por excelencia- donde se fortalecen los lazos entre los transportistas, fomentando así la participación de los socios y de aquellos que no lo son. Empoderar las entidades, legitimarlas, validar el espacio de intercambio y toma de decisiones, tiene que ser un cometido esencial para que las gremiales recuperen poder de participación como núcleo representativo de la propia Intergremial.

3. ¿Cuál cree usted que es el impacto que generan los talleres en el interior del país? ¿Cuáles son las actividades futuras del proyecto y en qué otras partes del territorio nacional se llevarán a cabo actividades?

Para la Intergremial este proyecto significa plasmar en realidad lo que tenemos como percepción; es decir, el desconocimiento que existe por parte de los actores involucrados en el rubro, de los beneficios de perfeccionar procesos y no simplemente renovar flotas.

En este proyecto, denominado Transporte de Carga Sustentable, se tiene como objeto principal formar opinión en la importancia de establecer un nuevo modelo de negocios, donde prime tomar decisiones tanto sostenibles a largo plazo como amigables con el ambiente. Desde la academia que nos acompaña codo a codo, se busca concientizar al sector, llevando distintos talleres de sensibilización, cargados de información ilustrativa que expongan las debilidades y fortalezas del sector hoy para ver cómo avanzar en el corto, mediano y largo plazo.

Dar el paso supone aceptar lo diverso del Transporte de Carga y sus actores dentro del empresariado que son bien distintos y característicos, sumado a la identidad que cada uno tiene para con su rubro y gremio.  A medida que se confeccionó el cronograma del proyecto hicimos hincapié fundamental en recorrer el interior del país, a sabiendas que el sector se compone de un empresariado difícil de mover hacia la capital por varios motivos, y debido a que, en la mayoría de los casos, los transportistas también son choferes de sus camiones y trabajan a la par de sus empleados.

Hasta el momento realizamos un taller en Colonia (UTRACO) y otro en Salto (CUFS) con dos temáticas distintas, además del taller que hicimos en Montevideo. El primero estuvo más enfocado en conocer el estado de arte del sector y el segundo en la gestión empresarial. En ambos se presentó la herramienta de cálculo de la huella de carbono. Entendemos que el impacto que dejará este proceso en el sector será el valorar las estrategias de gestión que, si bien no pueden verse y tocarse, son tan potentes al momento de generar pérdidas o utilidades como un chofer que no está calificado, el desgaste del vehículo o un nuevo galpón construido.

Para este año, desde ITPC, tenemos pensado visitar Flores, Paysandú, Cerro Largo y Canelones, puntos neurálgicos para conectar todos los puntos del Uruguay. Además, definimos realizar un ciclo de conferencias con expertos -tanto nacionales como de la región- en el debate a otra esfera, económica, legal, fiscal, con participantes institucionales que estén en la toma de decisiones y que definan la política pública del sector. Con este plus, se consigue atar todos los cabos y nuclear a todos los actores de la cadena, ya que necesitamos a quienes delinean las políticas de Estado, tanto como a quienes deben ejecutarlas.

La reflexión que nos deja cada taller es, principalmente, lo bienvenido que es el equipo y las nuevas propuestas. Más allá de las opiniones que van surgiendo a medida que se avanza, volvemos siempre enriquecidos. Desde ITPC nos permiten proyectarnos más firmemente en las necesidades de nuestros agremiados, posicionando los objetivos de tender redes y formalizar los pasos en pro de un transporte de carga sustentable y sostenible.