07.05.2020 |

Graduadas UM fueron oradoras en Women in Data Science

Las ingenieras Etchecopar y Seoane compartieron sus experiencias personales y profesionales en el más importante evento sobre ciencia de datos y las mujeres en Uruguay

Lucía Etchecopar (ingeniera en Informática) y Victoria Seoane (ingeniera Telemática), ambas graduadas de las carreras de la Facultad de Ingeniería de la UM (FIUM), fueron oradoras del congreso Women in Data Science (WiDS) Montevideo, que se realizó el 7 de mayo por transmisión online. Fue un evento independiente, organizado por el Programa en Data Science, UTEC y Plan Ceibal, que coincidió con la conferencia anual Global Women in Data Science de la Universidad de Stanford, la cual se celebra en más de 150 ubicaciones en todo el mundo. El evento tuvo como premisa las presentaciones de “mujeres destacadas que realizan un trabajo excepcional en el campo de la ciencia de datos”.  

En Uruguay, la conferencia estuvo dirigida a estudiantes, empresas, investigadores y profesionales interesados en la ciencia de datos, y trató en diferentes módulos el desarrollo de esta disciplina en el gobierno, la educación y las formas de aprendizaje, los negocios, la toma de decisiones, los programas inter-institucionales, salud, imágenes, finanzas, además de abarcar cuestiones de ética y sociedad.

Dentro del módulo “Ruta a la ciencia de datos”, las ingenieras Etchecopar y Seoane realizaron la presentación “Data Science: amor a segunda vista”, en la que contaron su trayectoria profesional y personal hacia la nueva disciplina, que se posiciona como una de las áreas más promisorias de los últimos tiempos.

 

Enfoque de la presentación en WiDS

“A nosotras nos pareció interesante compartir un poco nuestra historia, ya que es algo que solo nosotras podemos contar, y con lo que el público puede sentirse identificado. Sobre todo, porque llegamos a este mundo por dos caminos distintos”. Victoria comenzó con una pasantía en Montevideo Labs cuando todavía estaba estudiando, sin tener muy claro de qué se trataba ese nuevo mundo, mientras que Lucía trabajó años en Montevideo Refrescos (empresa que distribuye los productos Coca-Cola), y luego tomó la decisión de hacer un cambio y se sumó a Montevideo Labs también. “Creemos que contar nuestras historias le puede llegar tanto a las jóvenes que están empezando sus carreras, como a las que estén pensando hacer un cambio”, explicaron las ingenieras.

Tanto Lucía Etchecopar como Victoria Seoane fueron no solo alumnas sino también profesoras en la FIUM y fueron parte de una generación pionera en el desarrollo laboral vinculado a la ciencia de datos en Uruguay. La ingeniera Etchecopar, por su parte, trabaja como docente en la UM desde el año 2017 dictando la materia Análisis y diseño de algoritmos. “Es una materia que me encanta dictar ya que me fascinó cuando era estudiante. Te ayuda a entender un montón de cosas y te abre la cabeza a nuevas formas de «pensar algorítmicamente»”.

Además, desde este año participa en la cátedra de Introducción a la Analítica Empresarial, materia de la carrera Ciencia de Datos para Negocios, en la que les transmite a los estudiantes un poco de lo aprendido en Montevideo Labs.

Su paso profesional y académico por la ciencia de datos resultó una mezcla ideal para hablar de un área que crece día a día, y que se valora en todos los rubros.

Por esta razón quisieron compartir sus vivencias como mujeres en un campo que (hoy) es mayoritariamente masculino. “Muchas veces, eso asusta a quienes piensan en acercarse. Las dos hemos participado de eventos que tratan de acercar a las mujeres al mundo IT por esto mismo, porque sabemos que a veces no parece amigable”, y agregaron: “Nos encantaría ayudar a derribar mitos, por ejemplo, que es necesario estudiar algo específico para meterse en este mundo, que tenés que tener una inteligencia superior, o que, si no te gustan las matemáticas, estás frita. Estos preconceptos hacen mucho daño, porque hacen que no se le dé una oportunidad a una carrera fascinante”, aseguraron.

 

El camino recorrido, las enseñanzas y habilidades esenciales

Lucía Etchecopar comenzó trabajando en Montevideo Labs hace casi un año. Mastercard se acercó como cliente a la empresa para llevar adelante un proyecto para el que tuvieron que armar un equipo en Uruguay desde cero. “Fue todo un desafío, para el que, sin lugar a dudas, fueron de suma importancia los aprendizajes obtenidos en mi trabajo anterior en Montevideo Refrescos”. Para este nuevo campo laboral, la ingeniera destacó tres pilares fundamentales, comenzando por la proactividad; salir a buscar el aprendizaje, las oportunidades y aprender a preguntar a los que tienen más experiencia. “Sumado a esto, están las habilidades de comunicación: generar buenas relaciones con tus pares, confiar en el equipo con el que trabajas y ser alguien de confianza para el resto”, comentó.

Finalmente, marcó como punto importante la orientación a resultados. “Trabajar en cualquier compañía implica alcanzar resultados, y debemos mantener nuestro foco en el logro de los objetivos propuestos. Tenemos que tener en claro cuáles son las metas que queremos lograr y cuál es el camino para conseguirlas”, explicó Etchecopar.

Con respecto a su trabajo en Montevideo Labs comentó que, desde el primer momento, se enfocaron en el análisis y procesamiento de datos, orientado a generar conexiones duraderas y significativas entre marcas y consumidores. “Es un trabajo sumamente interesante y motivador, donde en general no hay dos días iguales y continuamente nos estamos enfrentando a desafíos y nos encontramos siendo generadores de recetas más que seguidores”.

Para Victoria Seoane, este marzo fue su quinto aniversario en Montevideo Labs. “Yo empecé en Montevideo Labs como pasante, trabajando para Dataxu (hoy en día, Roku). Mi primer proyecto fue "rehacer" un prototipo, y validar que mi versión llegaba a los mismos resultados que el prototipo que había construido un Data Scientist. Cuando llegué a la etapa de validar mi trabajo fue que supe que la data science iba a ser lo mío. Tomar los dos resultados, compararlos, analizar las diferencias, buscar las causas de las discrepancias... me fascinó”, recordó Seoane.

Después de graduarse comenzó a trabajar a tiempo completo. Con más dedicación, pudo pasar por otros equipos, en los que tuvo la oportunidad de liderar grupos y proyectos variados, “desde rehacer pipelines para Data Warehousing hasta herramientas más enfocadas a desarrollos internos, menos relacionados a los datos”. Con todos estos proyectos, se dio cuenta de que quería volver a los datos, a Data Engineering y Data Science. También, que le gusta liderar equipos, capacitar y empoderar gente, y que es buena en esos aspectos.

Hoy ocupa el cargo de Staff Software Engineer, liderando todo el equipo para un nuevo cliente. “Nuestro equipo es de Data Engineering, por lo que mi día consiste en construir herramientas, analizar datos y reunirme con muchos otros actores internos de la empresa para diseñar el mejor proceso, que les permita tener la información necesaria para orientar la toma de decisiones”, explicó. “Fue un cambio espectacular, porque además de enormes desafíos técnicos, estoy aprendiendo de muchísimas áreas, como marketing, recursos humanos, contabilidad... Tengo que reconocer que la formación súper completa de la UM me ha ayudado mucho, no solo en lo técnico, sino en todas las áreas, ya que me ayuda a poder ser una interlocutora válida en muchas conversaciones que no son tan técnicas”, concluyó.