26.11.2019 |

Graduados de la UM en Spotify

Los ingenieros en Telemática Martín Bomio y Mariana Ardoino conversaron por videollamada con los alumnos de la FIUM sobre su experiencia en Spotify

Los graduados Martín Bomio y Mariana Ardoino pertenecen a la generación 2009 de Ingeniería Telemática de la Universidad de Montevideo (UM). En 2016 les surgió la oportunidad de viajar a Suecia para trabajar en Spotify como Senior Machine Learning Engineer y Android Developer, respectivamente. Luego de tres años en las oficinas de Estocolmo se mudaron a EEUU para continuar su trabajo en el centro de desarrollo que la empresa tiene en Nueva York.

El 15 de noviembre, en el marco de la materia Ecosistema de Tecnología de la Información, Martín y Mariana conversaron con los alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UM sobre esta gran experiencia laboral. Los profesores Ing. Rafael Sotelo e Ing. Martín Machín moderaron la charla a través de una video llamada por Skype y junto a los estudiantes les realizaron las siguientes preguntas:

¿Dónde trabajaron antes de ingresar a Spotify?

Martín: Trabajé durante tres años en Dataxu, la empresa del Ing. Máximo Gurméndez que es profesor de la UM. Es una empresa estadounidense de marketing programático.

Mariana: Antes de recibirme trabajé por un año en Infocorp, haciendo una app para banking, para Santander. Estuve siempre en mobile, más que nada Android. Después, estuve por dos años en The Electric Factory, una agencia donde también hacía apps, pero más orientadas a la venta de un producto. Por ejemplo, tenía clientes grandes de bebidas y comida, a quienes le desarrollábamos el marketing de un producto a través de apps de corto plazo. 

¿Cómo ingresaron a Spotify?

Mariana: Me contactaron por LinkedIn, luego, las primeras conversaciones fueron por teléfono. En una primera instancia analizaron mi situación actual y las ganas que tenía de irme a vivir a Suecia. En las siguientes entrevistas, un job recruiter (reclutador de trabajo) me hizo aproximadamente diez preguntas técnicas, en su mayoría de Android.

La tercera entrevista fue más formal y por video llamada. Primero, me hicieron preguntas teóricas sobre Android. Segundo, me plantearon un ejercicio de programación, también de Android, en el que tuve que hacer una app mientras ellos miraban lo que hacía a través de la pantalla compartida. Y al final tuve que hacer una code review, es decir, me dieron códigos para revisarlos.

Cuando pasé las tres etapas, me invitaron a la empresa. Me pagaron el pasaje y la estadía. Al llegar tuve tres entrevistas y almorcé con ellos. Una de las entrevistas es cultural, te plantean situaciones para que expliques cómo las resolverías. En definitiva, quieren saber si estás capacitado para trabajar en equipo, cuáles son tus valores, cómo enfrentás y resolvés conflictos. Luego, tuve una entrevista técnica en la que hablé sobre apps que había hecho. Y la tercera fue sobre programación y algoritmos, en la que tuve que hacer ejercicios en un pizarrón. Todo el proceso, desde que me contactaron por LinkedIn hasta que me hicieron la propuesta, fue de un mes y medio aproximadamente. Es posible, yo me preparé dos semanas. No pierden nada con intentarlo. 

Martín: En mi caso fue un proceso similar al de Mariana. En la primera entrevista me hicieron preguntas técnicas, en la segunda fui entrevistado por dos ingenieros. Luego, tuve que hacer ejercicios de programación y resolver un problema de algoritmos, con la pantalla compartida. Y también me hicieron un cuestionario para ver qué tan amplio es mi conocimiento. Después pasé a la entrevista on site, a mí también me llevaron por tres días a Estocolmo y me hicieron varias entrevistas: una técnica de programación, un ejercicio de algoritmos, una prueba de system design en la que tuve que resolver un problema de big data y desarrollar todo el sistema en el pizarrón, una entrevista que se llama case interview en la que te muestran una situación de la empresa para solucionar a través de preguntas que le hacés a los entrevistadores. Y, finalmente, preguntas de resolución de conflictos para ver cómo trabajás en equipo y cómo te llevarías con tu manager.

¿Cómo es un día de trabajo en Spotify?

Martín: No hay una forma determinada de trabajar. Depende mucho del área en la que estás. De tu equipo y de lo que estés haciendo. Desde que estamos en Nueva York cambiamos tres veces de equipo, cada uno con su particular forma de trabajar.

Por ejemplo, actualmente mi equipo está trabajando en una parte orientada al crecimiento de la empresa, el objetivo es capturar la mayor cantidad de usuarios posible. Este trabajo es muy dinámico porque tenés que probar muchas cosas y tratar de desarrollarlas lo más rápido posible, es un proyecto con un tiempo de vida más reducido. Son prototipos o, como les llamamos nosotros, “experimentos sobre la app” o incluso puede ser una app nueva. Si lo probamos y es exitoso, se lleva a producción.

Mariana: Cada equipo tiene un objetivo y alguien que los regula. Mi trabajo consiste en resolver problemas, por eso tenemos que entender lo que todos los equipos hacen. Tenemos clientes internos con los que discutimos qué puede servir y qué no. Cuando avanza, trabajamos más cerca de los desarrolladores para que puedan aplicar lo que nosotros construimos.

Mi equipo está trabajando en el diseño y arquitectura de la aplicación. Como hay tantas personas trabajando al mismo tiempo en la app, necesitás gente que se dedique solo a la arquitectura de la aplicación. Estamos viendo la forma de que el dueño de la página de search de Spotify pueda tener otros equipos haciendo cambios sobre esa misma página sin afectar al equipo que es dueño de eso.

¿Cómo funcionan los equipos de trabajo?

Martín: La estructura es súper plana, hay tres o cuatro niveles antes del CEO. Tu unidad de trabajo se llama Squad (escuadrón), de diez personas aproximadamente. Luego hay Product áreas, que son grupos de entre siete y diez Squads. Luego una “Tribu” que son conjuntos de Product areas. Después una Mision que son conjuntos de tribus; son áreas muy grandes, como una startup. Por ejemplo, hay una que se llama Grow, porque su fin es que crezca la cantidad de usuarios, y otra que se llama Platform, porque el objetivo es crear toda la estructura para que los desarrolladores puedan trabajar y ser productivos. Y luego está lo que se llama Business unit.

Mariana: Mi squad, por ejemplo, se llama architects, porque nuestro objetivo es lograr que muchos puedan trabajar en la app al mismo tiempo y mejorar su calidad.

¿Cómo es el ambiente laboral y la filosofía de trabajo?

Mariana: La empresa se preocupó porque estuviésemos cómodos desde el primer momento. Tienen algo que se llama relocation packers. Una persona nos acompañó a ver apartamentos y nos ayudó en el proceso de selección y firma de contrato. Esto fue muy importante para nosotros, porque los dueños no confían en vos si no te conocen, necesitan una garantía de que podés pagarlo. Además, Spotify se encarga de todos los documentos de inmigración, te paga los pasajes, un container con cosas y muebles que quieras llevar, y te da cierta cantidad de plata para que te manejes cuando recién llegás.

Ellos quieren que vos seas feliz al 100%, hacen todo lo posible para ayudarte a que logres tus objetivos. A mi jefe le decimos manager, su objetivo es que yo pueda trabajar bien. Es como un coach más que un jefe. Te ayuda a determinar la forma en que vos querés crecer dentro de la empresa y te da las herramientas para que puedas hacerlo posible. No es una persona a la que le estás rindiendo cuentas. Le rendís cuentas al equipo, porque hay una filosofía de que todo el mundo es responsable.

También promueven la diversidad de inmigrantes y actividades dentro de la empresa, hacen afterworks afuera y dentro de Spotify.

Martín: Hay un self service desk donde podés agarrar los equipos que quieras para trabajar. Te pagan al año una conferencia a la que quieras ir, te pagan libros, cursos online y tienen algo que se llama LinkedIn learning, es decir, cursos gratuitos que podemos hacer como usuarios de Spotify.

Además, cada dos años tus compañeros te evalúan, te dan un feedback que ve el manager. Y vos también te tenés que evaluar. Si tenés que cambiar algo te lo dicen, es una filosofía bastante abierta. Nadie te va a venir a decir que estás haciendo las cosas mal, te ayudan para que puedas hacerlo bien, te potencian para que puedas ser mejor.

Cuando les envían la oferta laboral, ¿cómo es el proceso de negociación, en caso de que necesiten hacerlo? Porque es uno frente a una empresa gigante.

Martín: Yo tenía la misma mentalidad que tú cuando estaba de ese lado del mostrador. Cuando te están haciendo una entrevista pensás que te están haciendo un favor y la verdad es que no es así, porque no es fácil encontrar personas que pasen todas las entrevistas. Una vez que las pasás, van a hacer todo lo posible para llevarte. Nosotros tendríamos que haber viajado al poco tiempo de la propuesta, pero logramos retrasarlo como cinco meses para despedirnos de familiares y amigos. 

¿Cómo se manejaron con el idioma?

Martin: Es todo en inglés. En Suecia, aunque vayas a comprar un chicle al quiosco de la esquina, te hablan un inglés perfecto porque son nativos bilingües.

Mariana: Al principio, hablar y escribir todo el tiempo en ingles me costó. Los primeros meses terminaba muy cansada. Aunque si sabés inglés, una vez que arrancás la dinámica de escuchar, hablar y escribir en inglés todos los días, vas mejorando naturalmente, no tenés que hacer nada extra. En mi caso, a los tres meses mejoré y sigo mejorando. Hay muchos extranjeros que su lengua nativa no es el inglés, entonces estamos todos en la misma. El ambiente es buenísimo, si hay algo que no entienden o no saben, preguntan. Si no sabés decir algo, lo importante es que te puedas expresar más que las palabras que usás, eso es algo que también miden en las entrevistas. 

¿Por qué se mudaron a Nueva York? ¿Qué tal el cambio?

Martin: Nos mudamos porque ya estábamos pensando irnos de Suecia. El proceso fue bastante fácil, consistió en encontrar el equipo al que queríamos irnos a trabajar y luego la empresa gestionó la visa.

Hay áreas que no están en ambos países, pero hay varias que se comparten. Las oficinas de desarrollo grandes están solo en Estocolmo, porque es la sede central, también en Nueva York, Boston y Londres.

Mariana: Quisimos cambiar por la experiencia. Sentimos que cumplimos un ciclo, ya queríamos aprender cosas diferentes. Ahora estamos más cerca de Uruguay, al menos en la misma zona horaria. Es más fácil que nos vengan a visitar o nosotros ir.

Sigue siendo una empresa con cultura sueca, pero tiene tintes americanos y eso significa que el trabajo es más intenso. En Suecia hay mucho balance entre la vida y el trabajo.