26.06.2019 |

“El ingeniero tiene que tener un cariz social fuerte y debe ser un agente de cambio”

El Prof. Ing. Marcelo Abreu cuenta su experiencia como docente y profesional de la ingeniería y las telecomunicaciones

CRÉDITO DE FOTOGAFÍA: Convergencia

El Ing. Marcelo Abreu es profesor en la Facultad de Ingeniería de la UM (FIUM) desde 2006, en la carrera de Ingeniería Telemática y asesor en los proyectos de fin de carrera de la FIUM. Además, desde hace veinticinco años trabaja en la Administración Nacional de Telecomunicaciones del Uruguay (Antel). En la siguiente entrevista habla de su experiencia académica como docente en la UM, sus desafíos y logros laborales en la empresa Antel, en la que hoy es Gerente de Marketing, y sobre la formación de los ingenieros del futuro.

¿Qué tipo de destrezas esperas que desarrollen tus alumnos en tus clases en la FIUM?

En la carrera de Ingeniería Telemática aspiro a que los estudiantes empiecen a ensayar la ingeniería telemática profesionalmente, trabajando con ejemplos de la vida real… trato de darles ejemplos cotidianos, reales. Procuro despertar el espíritu emprendedor en los alumnos, motivarlos para que busquen nuevas soluciones. Desde 2006 hasta ahora la forma de dar clases ha cambiado muchísimo: las tecnologías eran contrarias a lo que se concebía anteriormente como una clase magistral; hoy se incorporan de forma natural.

Hay dos aspectos que me parecen importantísimos a la hora de generar un perfil profesional. Por un lado, no estamos en cualquier aula, estamos en Ingeniería en la UM y el tema de cultivar los valores es vital. Tenemos que generar excelentes personas y excelentes profesionales, en ese orden. Por otro lado, está el compromiso social: el ingeniero tiene que tener un cariz social fuerte y debe ser un agente de cambio. El trabajar en valores, compromiso social y la responsabilidad son cosas vitales. 

¿Qué formación te ha definido como ingeniero, además de la experiencia académica?

Yo soy producto de múltiples cambios… creo que la ingeniería una de las cosas que enseña es que el cambio es una constante. Me formé como ingeniero electricista, o sea en telecomunicaciones. Trabajé en Antel desde el principio y también dicté clases en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (UdelaR, como ayudante). La formación de Marketing de negocios ha sido una constante. Los ingenieros, a veces, somos demasiado curiosos, y he tratado de explotar eso.

Por otro lado, sin duda, la fe me ha formado como persona también, sobre todo en la actitud de servicio. He trabajado mucho en comunidad, incluso desde el liceo, y por eso me parece esencial en la formación.

¿Qué desafíos a nivel de diseño y desarrollo de proyectos han sido los más impactantes en tu carrera profesional?

En Antel hace veinticinco años que trabajo y, a lo largo de este tiempo, he tenido distintas responsabilidades. Comencé como estudiante de Ingeniería en la Red de Transportes, luego pasé a la parte de proyectos y luego a la de planificación. Formé parte de proyectos que hoy son el sustento de las telecomunicaciones en Uruguay, y el primer proyecto de Internet para los hogares que fue Adinet. También, estuve en la telefonía celular en sus inicios, ya que formé parte del equipo de trabajo que diseñó las primeras redes celulares móviles de Antel, y todo lo que significó el acceso a internet en medio rural. A su vez, participé en los dos primeros cables submarinos de Antel (Unisur y Bicentenario), trabajé en el equipo de Data Center y estuve involucrado en el proyecto de Antel Arena en la estructuración de las bases del concurso. Antel Arena es una herramienta de marketing poderosísima además de una usina generadora de contenidos y por ser Gerente de Marketing de Antel hoy, es natural que trabaje codo a codo con el proyecto.  

He participado en proyectos que, a la larga, han tenido un gran impacto, aun cuando no se percibe desde el principio. Respecto a la digitalización de la telefonía, participé en los lanzamientos de tecnología 3G y 4G y, últimamente, en la tecnología 5G. Antel ha sido la primera empresa en inaugurar el 4G y el 5G en América Latina. He tenido la suerte de trabajar en una organización que invierte muchísimo en tecnología y he estado en los proyectos más importantes de los últimos veinte años en Antel. El desarrollo masivo de Internet y el desarrollo de la telefonía móvil son dos hitos con los que me quedo.

En cuanto al avance de la tecnología de red 5G en Uruguay y Latinoamérica ¿Qué impacto tuvo en el desarrollo del equipo de Antel y qué impacto espera tener esa tecnología en el rubro empresarial?

Esta tecnología va a cambiar la forma en que se desarrollan los negocios en el corto plazo. Más allá de su velocidad y latencia, va a permitir cosas impensadas porque es el soporte interno de las cosas. Permite, por su masividad, conectar un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado. Entonces, todo lo que es desarrollo de ciudades inteligentes, por ejemplo, necesita como sustrato este tipo de tecnologías para ser viable. 

Si tuviera que elegir dos aspectos tangibles del desarrollo 5G, sería, por un lado, el entretenimiento, la Realidad Virtual y el hecho de tener -en tiempo real- la posibilidad de presenciar un encuentro deportivo (…) como si estuvieras en el estadio. Vamos a tener esa posibilidad en el corto plazo. El otro aspecto a destacar sería la participación en las cadenas de valor de 5G, por ejemplo, en la logística. El Internet de las Cosas (IoT) va a permitir optimizar procesos a nivel logístico, de la cadena de suministro o Supply Chain, y eso va a repercutir en la economía, mayor ahorro y optimización y más casos de negocios.

Como ingeniero y profesional de las telecomunicaciones, ¿a qué tendencias de la tecnología piensas que se debe prestar mayor atención en la próxima década?

Hablar de tecnología de aquí a diez años es como hablar de otro siglo. Hoy las tecnologías que están comenzando van a alcanzar una madurez en ese plazo, sobre todo, la ingeniería de datos (Big Data, data mining) análisis de datos y procesamiento de estos de grandes volúmenes de información para modelar tendencias, para perfeccionar la publicidad digital, la segmentación, entre otras cosas.

Todo lo relacionado a Quantum Computing (computación cuántica) creo que va a ser una nueva revolución industrial que va a servir, en conjunto con Internet de las cosas y Big Data, para tener mucha más certeza en áreas en las que hoy nos dejamos llevar más por la intuición, porque no hay tantas medidas.

Hay una idea que circula dentro de los mercados desde hace tiempo: todas las tecnologías que mejoren la calidad de vida y que atiendan necesidades insatisfechas son las que van a tener éxito… independientemente de cuáles sean. Es un mundo apasionante el que vivimos y el que vamos a vivir. Como ingenieros tenemos el gran desafío de poder llevar todas esas tecnologías a cosas concretas que mejoren la calidad de vida de las personas y eso debe ser un foco. 

Marcelo Abreu es ingeniero electricista, opción Telecomunicaciones, por la Universidad de la República (Montevideo, Uruguay). A su vez, cursó el diploma en Habilidades Gerenciales. Actualmente es profesor de Sistemas Lineales I, Sistemas Lineales II y Proyecto en Ingeniería Telemática de la Universidad de Montevideo. Además de la docencia, se desempeña como Gerente de la División de Marketing en Antel. Durante diez años desarrolló funciones gerenciales relativas a las áreas de Planeamiento, Proyecto y Ejecución de Redes de Telecomunicaciones. Fue consultor en materia de telecomunicaciones en varios países de América Latina (Ecuador, Paraguay, Bolivia, Chile). Cuenta con una especialización en reestructura de empresas de Telecomunicaciones. Es evaluador del programa ARCU-SUR para las carreras de Ingeniería Electrónica.