13.06.2018 |

“Piensen cómo pueden seguir generando cambios positivos”

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Montevideo celebró su 6to encuentro de Alumni en la fábrica de cervecería Mastra

Alumni FIUM, la asociación de graduados de la Facultad de Ingeniería de la UM, volvió a reunirse el 31 de mayo para continuar potenciando el desarrollo profesional y unión de todos sus miembros. En este sexto encuentro también participaron profesores, coordinadores y los alumnos que están cursando el último año de la carrera.

En el correr de la noche los presentes recorrieron la fábrica de cervecería Mastra, emprendimiento del egresado Wilfredo Camacho, y degustaron algunas de sus producciones. Además, tuvieron la posibilidad de conocer Gabbs, el emprendimiento gastronómico de ensaladas saludables del ingeniero industrial Diego Beinhacker, también graduado de la UM. 

En el espacio dedicado a las novedades de esta red de profesionales, Ignacio Howard informó que se creó un consejo directivo integrado por seis Alumni, del que también forma parte: Leonardo Aguerre (presidente), Marcos Sagrera, Ari Najman, Gimena Urcelay y Nicolás Sosa. Su principal objetivo es impulsar Alumni FIUM para poder aprovechar al máximo todas las ventajas que brinda esta gran comunidad.

Claudio Ruibal, decano de FIUM, anunció que, junto con la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía, se lanzará en 2019 la Licenciatura Ciencia de Datos para los Negocios, una carrera que combina el business con la data science y el big data.

Rodeado de barriles de acero inoxidable y sacos de cebada, Camacho recordó su motor para seguir en el camino del emprendedurismo: “Siento que en estos 12 años lo que más hice fue ayudar a cambiar vidas. Mastra generó puestos de trabajo directos e indirectos. Le dio posibilidades a personas que capaz no la tenían y potenció a otras que les faltaba un empujón. La motivación está en que [los emprendedores] somos generadores de cambios, que deberían ser positivos y tener algún valor para la sociedad”.

Para finalizar Camacho planteó un desafío: «Desde su trabajo, su emprendimiento, piensen cómo pueden seguir generando cambios positivos. Que la FIUM sea como decía Galeano: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”».