29.11.2017 |

MIT sumó a profesor de FIUM a un equipo de investigación

El director del CINOI Martín Tanco integra el grupo de investigación de la Sustainable Logistics Initiative del MIT

Hace siete años, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Montevideo (UM) firmaron un acuerdo de cooperación académica que tiene dos grandes objetivos: colaboración en investigación y movilidad estudiantil y docente. Fruto de esa alianza, la universidad estadounidense ha sumado a Martín Tanco, director del Centro de Innovación en Organización Industrial (CINOI) de la UM, alumni y actual profesor de la Facultad de Ingeniería (FIUM) al grupo de investigación de la Sustainable Logistics Initiative del MIT. Este departamento comparte uno de los objetivos del CINOI: la logística sustentable.

¿Qué es la logística sustentable? Tanco explicó que este concepto implica el desarrollo de prácticas, en distintos sectores empresariales y públicos relacionados con logística, para buscar la mejora de tres focos: rentabilidad económica, minimización de los efectos ambientales y, desde el punto de vista de la logística, la evaluación del impacto social. Agregó que, al igual que muchas otras áreas, está experimentando cambios exponenciales y que desde el CINOI trabajan para “acompasar esos cambios”.

En este sentido, el equipo del CINOI está embarcado en varios proyectos relacionados a logística y transporte, en los que participan alumnos de FIUM y distintas empresas e instituciones estatales. Uno de ellos es junto a la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC) y tiene como objetivo ayudar a los empresarios de ese sector a profesionalizar el negocio. 

Otro de los estudios, en conjunto con la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía de la UM y del Fondo Sectorial de Energía, tiene como fin minimizar el impacto de emisiones del transporte. Sobre esto, contó que han trabajado en el efecto del uso de aditivos en relación al ahorro de combustible y en la generación de elementos aerodinámicos. Estas prácticas tienen una doble ventaja: la reducción de impacto ambiental y de los costos.

La tercera línea en la que trabajan, en el sector del transporte, es en el uso de datos. Explicó que es un tema de investigación mundial y consiste en utilizar la información —como puede ser del GPS, de una computadora a bordo del camión o incluso del movimiento de los camiones en la ruta— para sacar conclusiones en trayectos urbanos o de larga distancia.

Otro de los proyectos se propone entender cómo funciona la logística de los camiones en las zonas urbanas y cuáles son sus consecuencias. Tanco contó que comenzaron con tecnología llamada “km2” en la zona de Pocitos que ayuda a analizar cómo llegan los productos a los supermercados, kioscos y almacenes y, de esa forma, permite estudiar el impacto social que genera ese tipo de transporte en zonas altamente pobladas. Agregó que están evaluando la posibilidad de replicar la investigación en Ciudad Vieja, para ver qué sucede en cascos históricos. Por último, contó que comienzan a estudiar una de las tendencias en este rubro: el transporte eléctrico.

Para todo esto, el equipo del CINOI ha creado un think tank, que intenta reunir a las empresas del sector para trabajar en estos temas. Hasta ahora han participado supermercados y empresas como Disco, Tata, Macro Mercado y Farmashop; proveedores como Unilever, Sebamar y Danone; e instituciones gubernamentales como el Instituto Nacional de Logística y la Intendencia Municipal de Montevideo. “Hemos tenido muy buena convocatoria. Reunimos a estos distintos actores para poder discutir estos temas y buscar soluciones innovadoras que escapen al día a día”, explicó.

Intercambio de conocimiento e iniciativas

La colaboración con el MIT implica la posibilidad de que alumnos de maestría de FIUM viajen a la universidad Nº1 del Ranking QS para participar del programa Graduate Certificate in Logistics and Supply Chain Management: un curso de logística exclusivo para alumnos de universidades que tienen convenio con MIT y enfocado a estudiantes latinoamericanos. Hace dos años, el alumni de FIUM y actual miembro del CINOI Matías Escuder lo cursó y fue nominado como el mejor estudiante de la generación.

Asimismo, la red de universidades que tienen convenio con MIT organiza un congreso cuya próxima edición será en abril de 2018 en Boston, EEUU. Contó que, como miembros, están encargados de la coorganización: “Es muy bueno por el relacionamiento, porque es un reconocimiento trabajar con el MIT, y por la posibilidad de estar investigando y desplegando proyectos a nivel local y regional”.

Por otro lado, Tanco participó este año de un workshop en Buenos Aires organizado por el Banco Mundial con el fin de impulsar la logística sustentable en la región. Viajó con integrantes de la Dirección Nacional de Energía y fue uno de los ponentes del encuentro, en el que la empresa estadounidense Smartway, que lidera la logística sustentable de transporte a nivel mundial, se encargó de la capacitación de los participantes. El director del CINOI explicó que otros países de la región trabajan en esta misma línea y que los organizadores del encuentro convocaron a los investigadores involucrados para presentar iniciativas en torno al tema.

Crédito imagen: web de MIT