15.08.2017 |

Un modelo matemático para construir viviendas

La alumni de la FIUM Natalia Rudeli ganó una beca de la ANII para financiar su proyecto de doctorado, codirigido por profesores de la Universidad de Navarra y de la UM. En él estudia los procesos de obra de las cooperativas de viviendas

En Uruguay, el porcentaje de la población que accede a una vivienda propia es de aproximadamente la mitad. De esa cantidad, un tercio lo hace a través de una cooperativa de viviendas que recibe apoyo de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV). Hoy existen alrededor de 200 obras en marcha a través de cooperativas, de 50 viviendas cada una. Es decir, unas 10.000 familias. Este sistema, que es una gran solución para muchos uruguayos, cuenta con algo que juega en contra: el retraso de las obras.

Así lo explicó Natalia Rudeli, quien estudió Ingeniería en la UM y hoy trabaja en la ANV. Por esa razón, para su proyecto de doctorado, la alumni de la Facultad de Ingeniería de la UM (FIUM) investiga los procesos de trabajo de las cooperativas, con el fin de ayudar a reducir el tiempo de construcción y mejorar la eficiencia de las obras.  

Natalia estudió la carrera de grado y un máster en la UM con una beca de la universidad. Para la primera parte de su proyecto de doctorado, ganó una beca de Santander Universidades. Para las restantes dos estancias, se presentó este año a una beca de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y la ganó. Actualmente cursa también el Programa Ejecutivo en Gestión de Mejora Continua del Centro de Innovación en Organización Industrial (CINOI) de la Facultad de Ingeniería de la UM (FIUM), para el que ganó una beca para profesionales jóvenes con excelencia académica.

Destacó que la ANII valora los doctorados sandwich, es decir, aquellos en los que parte del trabajo se realiza en el exterior y otra parte en Uruguay. En su caso, el título de su tesis será de la Universidad de Navarra (UNAV), pero la mayor parte del estudio lo realiza desde Uruguay. Por esa razón, tiene una tutora que dirige su proyecto a distancia desde San Sebastián, España, y un codirector de la UM.

La primera es la Dra. en Ingeniería Industrial Elizabeth Viles, Directora del Departamento de Organización Industrial de Tecnun, la Escuela Superior de Ingenieros de la UNAV, quien fue también tutora de los proyectos de doctorado de otros graduados de la UM. Entre ellos, los actuales investigadores y profesores de la FIUM Martín Tanco y Daniel Jurburg. Quien codirige su tesis desde la UM es el alumni y actual profesor e investigador Adrián Santilli, quien luego de defender su proyecto, se convirtió en el doctor más joven de Tecnun.

Natalia estuvo casi dos meses investigando en España. Durante el primer mes, trabajó en su proyecto en un departamento de Tecnun junto a más de diez personas que también realizaban doctorados. Por esa razón, afirmó que ese espacio es “un semillero de ideas”. Cada uno trabaja en su proyecto, pero en líneas parecidas, y hay un diálogo fluido que promueve el intercambio de herramientas y soluciones. “Fui con algunas ideas y pocas cosas resueltas y me vine con una línea muy concreta y mucho trabajo por hacer. Me sirvió para ordenarme y poder trabajar desde acá más tranquila”, aseguró.

Luego, recorrió cooperativas de vivienda de Barcelona, Valencia y Madrid en las que habló con arquitectos y otras personas involucradas en proyectos cooperativos. “Fueron dos meses que rindieron como un año de trabajo”, agregó.

Sobre el trabajo de campo, dijo que la experiencia fue muy enriquecedora. De cualquier forma, Uruguay es un caso único en el mundo, ya que en las cooperativas de viviendas trabaja “mano de obra benévola”, algo que no sucede en otros países. Esta forma de construcción tiene más de 40 años y hoy es modelo en el mundo para otros lugares que prevén imitarla.

“En Uruguay son personas que se juntan, quieren hacer sus viviendas, piden un préstamo, y mucha mano de obra la ponen ellos. Ese sistema no existe en otras partes. Se capacitan y son ellos los que construyen sus viviendas. Cuando les conté en España cómo funciona, no lo podían creer”, relató.

Sobre la investigación, explicó que la empezó “un poco al revés”. Con una gran base de datos, comenzó con la parte estadística. De esa forma, llegó a elaborar un modelo matemático que puede predecir cómo se va a comportar una obra según su comportamiento pasado o presente. La próxima parte de su trabajo consiste en llegar a un modelo matemático que le permita predecir el comportamiento de una obra desde antes, según causas. Este modelo ayudará a mejorar el proceso de construcción y disminuir su tiempo.

La alumni de la UM viajará nuevamente a España el año que viene y espera poder defender su tesis en 2019. Hasta ahora, son más de diez los graduados de la FIUM que han recibido su título de doctores en la UNAV. Natalia contó que en Tecnun “están acostumbrados a los uruguayos”: “Ya saben cómo trabajamos y les gusta mucho nuestra manera de trabajar. Dicen que somos empeñosos, eficientes y resolvemos rápido”.