¿En qué andan?

Volver a listado

Federico Garín

Federico Garín es graduado de ingeniería civil de la Facultad de Ingeniería (FIUM) de la UM y lidera DQD (Design-Quality-Development), una de las pocas empresas que construyen parques solares en Argentina. Sus trabajos se iniciaron en el proyecto de 94 MW de la empresa china Jinko Solar, cuyo EPC (Engineering Procurement and Construction) fue contratado de la empresa india Sterling and Wilson. DQD se enfoca en la construcción de parques fotovoltaicos de gran escala. Sus pilares son la velocidad, la eficiencia y la tecnología para una mejor toma de decisiones.

¿Cómo se conjugó tu vocación con este proyecto que estás liderando?

Siempre me gustaron las matemáticas y la resolución de problemas complejos, eso fue lo que me llevó a estudiar Ingeniería y particularmente Ingeniería Civil, por mi afición por construir. La empresa que lidero se llama DQD, especializada en el montaje de plantas solares fotovoltaicas de gran escala. En el 2011 hice una pasantía en Emiratos Árabes que me vinculó con las energías renovables, desde entonces he trabajado en este rubro. Luego de recibirme estuve tres años en Chile donde tuve la suerte de trabajar en cuatro multinacionales y participar de grandes proyectos. A partir de ahí quise continuar mi desarrollo profesional en una empresa que me permitiera tomar decisiones eficientes evitando la burocracia de las grandes empresas.

¿En qué aspectos de DQD ves aplicados los conocimientos adquiridos en la UM?

Lo que más destaco de la educación recibida en la UM son las herramientas tecnológicas que aprendí, así como los conocimientos de gestión de proyectos y administración. También destaco el trato humano, me ayudaron en los momentos en los cuales no encontraba motivación para continuar estudiando, y se puede decir que parte del éxito de hoy con DQD se lo debo a la UM.

¿Por qué decidiste comenzar con DQD?

Con el cambio de gobierno en Argentina, y las licitaciones de energía del programa Renovar, se abrió una ventana para instalarme en este país y participar de grandes proyectos. En Chile el mercado se encontraba saturado. Así fue como en diciembre de 2017 me vine a Argentina a abrir una empresa y gracias a las referencias de los lugares en los que había trabajado logré llegar a los principales actores del mercado argentino. Los proyectos son muy dinámicos y con una enrome cantidad de problemas a resolver. Mi rol me permite ver desde la captación del cliente y el cierre comercial hasta la gestión del proyecto en su totalidad. El valor agregado de la empresa es la inmediatez en la toma de decisiones, fundada en el conocimiento técnico y la experiencia.

¿Cómo evaluás el impacto que están teniendo?

Nos está yendo mejor de lo que imaginé. Actualmente tenemos 14 proyectos ofertados por una potencia de 450 MW y ya estamos trabajando para Sterling and Wilson en el proyecto de 94 MW de Jinko Solar. Al ser un mercado nuevo hay pocas empresas con el conocimiento técnico y capacidad de gestión de este tipo de proyectos. Esto nos ha permitido, en poco tiempo, ser un referente en el mercado.

Nota realizada en mayo 2018